Estás aquí
Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph Cuando la Alta Relojería se lleva cotidianamente en la muñeca Alta Relojería 

Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph Cuando la Alta Relojería se lleva cotidianamente en la muñeca

Interpretación contemporánea de complicaciones clásicas, el nuevo Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph de Corum se equipa con una formidable tecnicidad para que su propietario pueda llevarlo cotidianamente, tanto para practicar un deporte como para la ciudad.

Corum reivindica una compleja ecuación con su nuevo Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph. Su tourbillon está acompasado por un calibre de carga automática, lo que constituye la primera característica inaudita de esta complicación primordial que palpita con una elevada frecuencia de 4 Hz hertz, en lugar de con los habituales 3, que adoptan la mayoría de los tourbillons clásicos –segundo aspecto raro en el universo de la Alta Relojería. Gracias a esta notable velocidad de oscilación de 28.800 alternancias por hora, el reloj ofrece una precisión excepcional, reforzada por el sistema de carga automática, que asegura un nivel de energía constante. Al realizar una revolución cada sesenta segundos, el tourbillon ofrece un fascinante espectáculo en su generosa jaula de 14,08 mm. Este dispositivo está fijado a un tornillo triple micrométrico que permite una regulación fina y refuerza la constancia de su precisión. Además de sus elevadas prestaciones técnicas, también sobresale por su notable resistencia, destacada por un escape de áncora provisto de paletas elaboradas en Glucydur. Rara y hasta única en un movimiento tourbillon, la robustez del Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph ha logrado que la Alta Relojería haga parte de la vida cotidiana, ya que este reloj de excepción se puede llevar sin problemas tanto en la ciudad como para practicar un deporte.

Arquitectura y acabados minuciosamente elaborados en absoluto respeto de la más pura tradición relojera

A398_01961 A398_01962 A398_02098

El calibre CO 398 que palpita en el corazón del Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph también atesora otras proezas más. Totalmente integrado, su cronógrafo está orquestado por una rueda de pilares que distribuye sus funciones. Mucho más complejo que los mecanismos modernos de leva, su noble arquitectura se inscribe en la gran tradición relojera y ofrece un modo de activación particularmente suave. La excelencia del calibre CO 398 se revela hasta en los más mínimos detalles: cada componente está pulido y achaflanado a mano. Este paciente trabajo de orfebre impone coacciones desde la primera fase de elaboración. Como el pulido implica retirar minúsculos volúmenes de materia –del orden de una micra–, las piezas en bruto están elaboradas en dimensiones ligeramente superiores a su tamaño funcional. A pesar de que el proceso es complejo, permite evitar que se retire demasiada materia en el pulido, lo que perturbaría la perfecta interacción de las piezas terminadas y, por consiguiente, el buen funcionamiento y la precisión del movimiento.

Desvelado a través del fondo de cristal de zafiro, el calibre está finamente decorado a mano, presenta flancos estirados y un perfecto perlado de la platina, puentes y algunas

Montres CORUM Sàrl

En un proceso estético elevado a su paroxismo, Corum decidió esqueletizar la masa oscilante tratada con rutenio, para revelar aún más toda la sofisticación de esta mecánica de altos vuelos.

Una resistencia fuera de serie

Concebido para ser llevado cada día, el cronógrafo Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon ofrece una elegancia deportiva que destaca los emblemáticos gallardetes náuticos del realce y la silueta dodecagonal de la caja. Reivindicando con estilo sus generosas dimensiones de 47 mm de diámetro, este está elaborado en aluminio tratado por ceramización gris antracita. Tras explorar la ciencia de los materiales, Corum ha adoptado una técnica conocida como “MAO” –(“micro arc oxidation”). Inventado en los años 1960 en Alemania, este método solo pudo ser industrializado a partir de 2006, gracias a los avances tecnológicos de los equipos y a la informatización. Particularmente innovador, el tratamiento empleado por Corum está realizado por transformación eléctrica, física y química del aluminio sumergido en un baño de agua. Este método ecológico patentado, que hace que la caja del reloj sea verdaderamente exclusiva, presenta numerosas ventajas. La técnica de ceramización aporta al aluminio una esperanza de vida hasta diez veces superior, pues lo hace más duro que el acero, es antiabrasivo y lo protege contra la corrosión, al tiempo que le da un hermoso toque estético asociado a una agradable sensación sedosa al tacto.

De oro y de diamantes

La caja del Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph también está disponible en versión de oro rojo de 18 quilates engastado según tres versiones-joya distintas. Aunque las tres presentan un contador de 60 minutos y un segundero pequeño constelado con 88 diamantes redondos (~0,13 quilates) y 9 diamantes baguette (~0,04 quilates) para los índices, sus matices resplandecen al nivel de la caja. Mientras que el primer modelo luce 204 diamantes redondos (~2,13 quilates) en el bisel, en las asas y en los protectores de pulsadores, el segundo adopta 144 diamantes redondos (~0,63 quilates) para sus asas y protectores de pulsadores, prefiriendo la talla baguette para las 36 piedras (4,71 quilates) que iluminan el bisel. La tercera proposición joya seduce por sus diamantes de talla baguette: así, mientras el bisel y las asas están engastados con 60 diamantes baguette (6,01 quilates), los protectores de pulsadores centellean con el fulgor de 36 diamantes redondos (~0,05 quilates).

Hermético hasta 50 metros, el Admiral’s Cup Seafender 47 Tourbillon Chronograph se entrega con dos brazaletes: el primero, de piel de cocodrilo negro; el segundo, de cuero con aspecto de caucho para los modelos no engastados y en cocodrilo marrón para las piezas- joya.

Artículos relacionados

Deja un comentario