Estás aquí
Audemars Piguet. Maestría en relojería desde 1875 Alta Relojería Mundo EXIgente 

Audemars Piguet. Maestría en relojería desde 1875

Audemars Piguet es la marca más antigua de alta relojería, cuya constante preocupación es expresar la pericia y experiencia heredada por sus fundadores.

El bisnieto de Edward Auguste Piguet, uno de los fundadores de la manufactura, Olivier Audemars, nació en 1959, en las cercanías de Le Brassus, cuna de la empresa familiar, donde vacacionaba en su infancia. Él recuerda: “A mi abuelo

Paul le encantaba narrarme historias sobre la fábrica y me transmitió su pasión por los relojes. Sentía un profundo apego por el valle de Joux”.

Tras probar en otros campos empresariales y luego de satisfacer su interés por viajar a lejanos lugares, como los continentes americano y africano; actualmente integra el Consejo de Administración de la marca desde 1997. “Me considero como uno de los tantos eslabones de esta empresa”, explica.

Si hoy Audemars Piguet es la única manufactura relojera suiza que no ha abandonado el patrimonio de sus familias fundadoras es porque sus herederos perpetúan el espíritu de independencia y de excelencia artística transmitido por sus antepasados. “Lo que hacemos hoy tiene que ser mejor que lo que hacíamos ayer, y lo que haremos mañana todavía mejor que lo que hacemos hoy. La marca se centra en su capacidad de fabricar bellos movimientos complicados”, afirma Olivier.

Este padre de dos hijas confiesa tener la pasión de la mecánica del automóvil. Tanto para desafiar al tiempo como para medirlo, su lema es: estética, precisión y rendimiento.

Pero otra actividad que le da sentido a su vida, además de conservar la tradición familiar, es su museo en donde exhibe piezas históricas fascinantes: Los primeros relojes de bolsillo diseñados por los maestros precursores de la relojería del Vallée de Joux, mostrando al visitante que desde 1740 la maestría de los artistas del tiempo han creado obras excepcionales.

Los meticulosos observadores pueden disfrutar de la variedad de creaciones: desde relojes ultraplanos y modelos “Grand Complicación”, que incluyen cronógrafos y repetición de minutos, así como los relojes con esferas originales o indicadores astronómicos, como el calendario perpetuo o el deslumbrante guardatiempo, “Ecuación del Tiempo”.

Son 135 años de una rica historia dinástica que se destaca por el número extraordinario de primicias mundiales.

Artículos relacionados

Deja un comentario