Estás aquí
Carlos Moro, comprometido con la tierra y sus habitantes Gourmandise Pasaporte 

Carlos Moro, comprometido con la tierra y sus habitantes

Carlos Moro es mundialmente conocido como Presidente y Fundador de Grupo Matarromera, pero pocos tienen el privilegio de adentrarse a su alma que lo ha llevado a crear la Fundación Carlos Moro -hombro con hombro con su esposa Esperanza, su hermana y su cuñado- para impulsar proyectos de emprendedores pues “sin empresarios no puede haber una economía de mercado”.

IMG_3858

Junto con la Asociación de autónomos de Castilla León, proveen de una plataforma a proyectos que creen fuentes de trabajo, los cuales se financian a través de premios de 6 mil euros, capacitación y asesoría a fin de que puedan colocar sus productos con éxito en el mercado; con la intención de generar una cultura de apoyo a los autónomos.

Sus proyectos destacados han sido de gente que volvió al campo para dedicarse a criar cabras de una raza especial que evitan exista demasiada hierba la cual es un riesgo en caso de incendios, a fin de obtener leche y luego quesos de primer orden; otro ha sido el de hacer crecer a gallinas a la antigua usanza, orgánicamente; y uno más está enfocado a incentivar instalaciones de energía eléctrica sostenibles.

IMG_3856La Fundación, además, ve por los más desfavorecidos y cuida de la zona del Duero a través de la sostenibilidad -con respeto al medio ambiente y cuidando de los recursos naturales, así como del paisaje- implementando las energías limpias.

También la Fundación colabora con instituciones humanitarias, como Banco de alimentos, Caritas y organizaciones que luchan contra el cáncer, entre otras.

La cumbre de los vinos Matarromera

En ese tenor de “regresar a la tierra lo que nos ha dado”, a Carlos Moro le es muy significativo la creación del vino “Pago de las solanas”.

“Es un vino de un pago, una tierra, que nos da el fruto del quizás nuestro mejor vino; siendo la viña en la que más he estado. Cuando fui a plantar la cepa al lugar hace más de veinte años, los viejos me comentaron que ahí habían habido viñas hacia cien años que producían vinos de excelente calidad, gracias a características muy particulares del terreno”, señala el Presidente y Fundador de Grupo Matarromera.

Imagen-007

“Los jóvenes lugareños opinaban que era mejor plantar en tierras más llanas, pero yo no buscaba un terreno de gran productividad sino de máxima calidad. Era también recuperar la tradición y la herencia, bajo el concepto de elegancia, distinción e idiosincracia del terreno”.

Arraigar no desarraigar

IMG_3753“Ese cuidado a la tierra es algo placentero que aquilata el pasado. Tener un vino como el de este pago, es como un alumbramiento, ya que conjuga la historia de todos nuestros antepasados y una manera de retribuirle, es hacer que permanezca en igual estado para nuestros hijos”.

“Y es que a mi la tierra me ha dado todo. Sin la agricultura mis padres no me hubieran podido pagarme unos estudios magníficos, también me ha dado una profesión y la cultura del vino que me ha permitido seguir avanzando, crear más bodegas y devolverle a esa tierra, no sólo en el sentido estricto sino a sus habitantes, más conocimientos. Es transmitir la experiencia para formar a los jóvenes, prepararlos para la vida económica y social, en darles un empleo cualificado no sólo en el cultivo sino en las áreas de comercialización, comunicación, marketing, digitalización, etcétera”, puntualiza Moro.

IMG_3865

“De hecho los diversos departamentos de la empresa han sido reconocidos como uno de los mejores en cuanto a su personal en toda Castilla León; algo que me hace sentir satisfecho y orgulloso de nuestra firma siempre orientada por la ética empresarial, cumpliendo a raja tabla con las normativas, la seguridad social y lo fiscal”.

“Es el medio para que la gente siga viviendo en su tierra, en un entorno bello y en condiciones de vida adecuadas, para que crezcamos todos”, concluye.

Artículos relacionados

Deja un comentario