Estás aquí
Corum iza la vela mayor en el Hotel de Crillon Actualidad Alta Relojería Estilo de vida Lo destacado 

Corum iza la vela mayor en el Hotel de Crillon

Corum anuncia una nueva etapa de su programa Corum Academy. El objetivo: superar no solo las fronteras creativas sino también aquellas de la distribución, la comunicación y la experiencia del cliente.

Es un reloj excepcional que merece una presentación excepcional. Corum posee una sólida cultura creativa, heredada de René Bannwart y ampliamente desarrollada por Severin Wunderman. El objetivo de Corum Academy consiste en preservar esta dinámica y ampliarla para abarcar el entorno del reloj: el lugar de venta, la experiencia del cliente y la comunicación. Una creación fuera de lo común no puede contentarse con una distribución clásica. Corum Academy crea series limitadas sumamente futuristas que van acompañadas por un dispositivo innovador.

El programa vio la luz por primera vez con la colaboración con el Bamford Watch Department en junio de 2018 (serie limitada de 2 piezas), y el pasado 15 de noviembre se instaló en un hotel de lujo fuera de lo común: el célebre Hotel Crillon, que este año celebra los 110 años de su inauguración en la plaza de la Concordia.

En esta ocasión, Corum presenta una serie limitada muy exclusiva (8 piezas) en colaboración con un socio atípico, ajeno al universo de la relojería (Le Cabinet de Curiosités), en un escenario fuera de lo común: el extraordinario Hotel Crillon.

Un Admiral que regresa del país del sol naciente
El punto de partida elegido es un Admiral Legend 42 Automatic completamente azul: esfera, caja y correa. Esta colección limitada, bautizada “Le Cabinet de Curiosités de l’Hôtel de Crillon par Thomas Erber”, estará disponible exclusivamente en el Hotel. La colección ha sido creada en colaboración con Thomas Erber, quien con su Cabinet de Curiosités ha creado desde 2010 una red internacional de diseñadores, artistas y marcas destinados a un público curioso, apasionado por los objetos raros y de lujo en general, y por la relojería en particular.

La pieza se inspira directamente en una creación de los años 80 que fue lanzada nuevamente en septiembre pasado por iniciativa del mercado japonés. Hoy, el reloj luce los 12 icónicos gallardetes náuticos del Admiral con un monograma a las 6 h: la “C” de “Crillon” duplicada para evocar directamente el “Cabinet de Curiosités” de Thomas Erber. La pieza combina el azul y el dorado, presente en la corona y en las agujas, para evocar la doble vocación de este modelo, creado a la vez para la navegación y para la elegancia de las marinas y los hoteles de lujo como el Hotel Crillon.

Artículos relacionados

Deja un comentario