Estás aquí
EL TIEMPO ¿ENEMIGO O ALIADO? Alta Relojería 

EL TIEMPO ¿ENEMIGO O ALIADO?

Por: Julieta Maldonado

Cronos es uno de los protagonistas principales del
largometraje de 1936 “Tiempos modernos” (Modern
Times), escrito y dirigido por Charles Chaplin, pues sus
minutos y sus horas devoran a los hombres y los convierte en
parte del engranaje. Su diálogo podría ser “no te adaptes a la
máquina, sé la máquina”.
La película se desarrolla en la época de la Gran depresión,
1929, cuando la industrialización y la producción amenazaban
al obrero de ser substituido por la máquina. Sus escenas
de corte futurista de la fábrica tienen influencia de la cinta
“Metrópolis” de Fritz Lang.
Mezcla la ficción con la realidad, para tomarla con un poco
de humor. En esta ocasión, Charles Chaplin es un bondadoso
compañero con los obreros de su clase, aunque les hace
perder los estribos, que los ayuda siempre que puede y lucha
por sus propios sueños… o lo intenta.
Trabaja en una fábrica ajustando piezas que pasan por
una banda, pero mientras sus compañeros están totalmente
concentrados en su tarea, él es un poco más despistado. Es
así que cuando alimenta a la máquina, cae por accidente entre
sus tuercas, siendo llevado de arriba para abajo al recorrer
los engranajes que se mueven de forma tan precisa como un
mecanismo de reloj.
Finalmente llega una novedosa máquina que permite a
los trabajadores almorzar sin necesidad de dejar sus puestos

y deciden probarla con Charlot. Al principio funciona de
maravilla, pero al rato el mecanismo enloquece operando a
gran velocidad.
Chaplin extenuado por el frenético ritmo de la cadena de
montaje, empieza con el “tic” nervioso de apretar cualquier
cosa con forma de tuerca que encuentre y es llevado al
manicomio.
Después de recuperarse en el hospital, sale y es encarcelado
por participar en una manifestación en la que se encontraba
por casualidad. En la cárcel, otra vez sin pretenderlo, ayuda
a controlar un motín, gracias a lo cual queda en libertad.
Sin embargo no quiere salir pues está muy bien allí. Así que
prefiere quedarse antes que enfrentar la dura realidad. Pero
¡claro! lo echan afuera.
Otra vez reemprende la lucha por la supervivencia junto a
una huérfana (Paulette Goddard) que conoce por azar. Ambos
son como niños, sobre todo cuando van a la juguetería y
Chaplin patina sin importar que viven en una sociedad donde
el tiempo vuela. Él no encaja en ese existir sin parar.
La chica y Chaplin evolucionan, pues sueñan en una vida
juntos en una casita. Su amistad se hace más grande conforme
avanza el film y se van caminando para alejarse de la ciudad.
Una película entretiempos
Tiempos Modernos es una mezcla entre el cine mudo y
sonoro; por lo que es considerada la última película silente
de la historia. Se emplearon algunos efectos auditivos, como
música, cantantes y voces provenientes de radios y altavoces,
así como la sonorización de la actividad de las máquinas.
Al final puede oírse brevemente a Charles Chaplin, siendo
la primera cinta en la que se escucha su voz. El comediante
canta una versión de la tonada de Léo Daniderff “Je cherche
après Titien” (El cuidado de Tiziano) pero en lengua charabia
cuyos sonidos tratan de asemejarse a una mezcla de francés e
italiano, con alguna palabra reconocible en inglés.

Artículos relacionados

Deja un comentario