Estás aquí
EYEWEAR IN MOTION  “TAG Heuer Automatic Sun Vintage” Fashionista 

EYEWEAR IN MOTION “TAG Heuer Automatic Sun Vintage”

 

EYEWEAR IN MOTION

“TAG Heuer Automatic Sun Vintage”

 TAG Heuer Avant-Garde Eyewear redefine los códigos de los armazones de sus lentes más legendarios, al combinar innovación y diseño puro a través de su línea de lentes TAG Heuer Automatic Sun Vintage.

Una vez más, los valores fundamentales de la marca son subrayados por su tecnología de punta y exhibidos en este modelo con varillas automáticas, innovadoras y patentadas por TAG Heuer Avant Garde. Gracias a un sistema de magnetos integradas a la bisagra de la varilla, los lentes AUTOMATIC SUN VINTAGE pueden abrirse con una mano.

El modelo AUTOMATIC SUN VINTAGE ha sido diseñado tanto para novatos entusiastas como para profesionales del automovilismo que deben lidiar con difíciles condiciones de conducción. La tecnología de alto desempeño significa más seguridad ya que los pilotos ahora pueden ponerse los lentes para asegurar su protección sin quitar los ojos del camino, ni las manos del volante.

El diseño de esta nueva colección de lentes de sol está impulsado por un universo totalmente urbano mientras mantiene los códigos heredados del automovilismo. Las varillas rectas de elastómero han sido confeccionadas para ajustarse perfectamente bajo un casco y ofrecer un óptimo acoplamiento.

Ningún detalle se ha pasado por alto. La herencia de los deportes se muestra no solo en las puras y fluidas líneas del armazón sino también en el elegante diseño de la barra frontal en elastómero micro-perforado, evocando los volantes de los más famosos autos de carreras.

La línea AUTOMATIC SUN VINTAGE  rejuvenece a un clásico transformándolo en un producto innovador urbano que representa lo que todo hombre realmente quiere.

Todos los productos TAG Heuer se basan en la misma ecuación fundamental que ha mantenido a la marca en lo más alto del lujo vanguardista desde 1860: tecnología y diseño al servicio de la elegancia”.

Artículos relacionados

Deja un comentario