Estás aquí
Fernando Romero Havaux, El visionario de un México futurista Personalidades 

Fernando Romero Havaux, El visionario de un México futurista

IMG_1749

México, desde los tiempos prehispánicos, se ha distinguido por dar artistas de altísimo nivel; las bellas artes se han engalanado y enriquecido al mundo gracias al talento mexicano; y en este siglo XXI no es la excepción.
Fernando Romero es un genial joven arquitecto mexicano, quien tiene en su haber, entre otras grandes obras, una de las construcciones que están a la altura de los creadores más importantes del mundo, como los geniales Frank Gehry y Frank Lloyd Wright, por su ingenio, innovación y originalidad, además de una audacia temeraria, como es el museo Soumaya de Plaza Carso.
Egresado de la Universidad Iberoamericana, desde muy joven ha sido reconocido como urbanista, educador, autor, filántropo y protector de las artes.
Inició su oficina de arquitectura “FR-EE/Fernando Romero EnterprisE” en el 2000, a su regreso de Rotterdam donde trabajó en el despacho de Rem Koolhaas (OMA) de 1995-2000, participando, como líder de proyecto, en galardonados edificios como la “Casa da Música” en Oporto, Portugal; una obra que el New York Times describió como “una de las salas de conciertos más importantes construidas en los últimos 100 años”, convirtiéndose en una construcción emblemática en ese país.
Sumada la creatividad a su amplio dominio de la arquitectura, estructuras, morfologías, composición y estética, estableció como objetivo principal para FR-EE utilizar el diseño para traducir las necesidades en soluciones sostenibles basadas en la viabilidad económica, así como la integridad social y ambiental. La gran variedad de proyectos en diversas escalas, morfologías, ubicaciones geográficas y programas son testimonio de una práctica innovadora.
Su acercamiento a la arquitectura ha sido influenciado por un fuerte enfoque en la investigación, lo que le ha proporcionado un gran conocimiento en temas afines, tales como el urbanismo, el cambio climático, la vivienda social y las artes visuales.
Es miembro del American Institute of Architects (AIA) y del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México (CAMSAM).
Con apenas 42 años, Fernando Romero ya ha participado como profesor invitado en la muy prestigiada Universidad de Columbia (New York); pero además es autor de varios libros que reflejan su visión de la arquitectura: “Translation” (Actar), “Hyperborder” (Princeton Architectural Press), “You are the context”, que presentó exitosamente en Manhattan y su nueva publicación llamada “Simplexity”, editada por la reconocida empresa alemana Hatje Cantz, la cual contiene una síntesis de los proyectos realizados durante su trayectoria.
Su juventud no le ha impedido ser un sólido teórico que reflexiona importantes tesis acerca de los valores y paradigmas de la arquitectura.
Todo este bagaje, esta contribución al arte, a la arquitectura contemporánea, sus propuestas con gran respeto por el medioambiente, han sido justamente reconocidas con galardonado el GLT 2002 (Global Leader of Tomorrow) en el Foro de Economía Mundial (WEF), que también han recibido otros líderes mundiales; también se le otorgó el Red Dot Award: “Best of the Best” por su proyecto Bridging Teahouse (2006), el Premio de la Bauhaus por Villa S (2005), el Premio SARA (Sociedad Americana de Arquitectos Registrados) por Casa Ixtapa (2005), Premio Cemex 2006, premio “Jóvenes Arquitectos” otorgado por la Sociedad Mexicana de Arquitectos (2009). Fashion Group México le otorgó la Estrella Sebastina “Arquitecto del Año” por su trayectoria y aportación a la arquitectura en México (2010) y fue finalista en el World Architecture Festival Barcelona (2011) con los proyectos de Museo Soumaya y Casa Toluca.
El mundo y las grandes metrópolis empezaron a reclamar su creatividad e inteligentes diseños, por lo que, en el 2010, Fernando Romero fundó su oficina en la ciudad de Nueva York para las operaciones internacionales implementando una plataforma basada en Internet. El objetivo de esta iniciativa es fomentar las colaboraciones y asociaciones entre individuos y organizaciones para lograr materializar ideas innovadoras en proyectos que mejoren las condiciones de vida de la población y el medio ambiente; todo este concepto de trabajo en equipo muestra un aspecto de la humildad del gran creador más preocupado por regalar a la sociedad maravillas que deleiten el espíritu que por destacar.
Actualmente Fernando Romero y su empresa, FR EE, llevan a cabo una amplia gama de actividades educativas y culturales. De todo ello, destaca “Regeneración”, un proyecto de restauración de piezas selectas de la arquitectura mexicana moderna, conserva la cultura y crea conciencia sobre el papel de la arquitectura y el diseño en México. El proyecto Miami Chapel, de tres mil 500 m2 que realizará en honor a la virgen de Guadalupe, es una obra inigualable llena de simbolismos en el que predomina la elevación de esta advocación de María al cielo.
Fundó la organización Archivo Diseño y Arquitectura, en la Ciudad de México, en la que alberga una colección privada y un espacio experimental de exhibición para objetos de diseño industrial; y anualmente otorga, mediante “FR-EE Time” una beca de un año de duración a un arquitecto mexicano menor de 35 años, para que tenga la oportunidad de viajar e investigar un tema específico a profundidad.
Todo esto es apenas el inicio de un futuro que seguramente deparará más piezas deslumbrantes que marcarán el espacio y permanecerán, como las construcciones más trascedentes, por siglos, pues la férrea voluntad y ese entrañable amor que tiene por México no lo ponen en duda, cuando declara que nuestro país “tiene la oportunidad histórica, única, no solo de construir cuantitativamente hablando, sino de construir además, la identidad del México del futuro”.

¿Que es la arquitectura para ti?
LA ARQUITECTURA PARA MI ES UN ARTE, es la posibilidad de tomar un programa arquitectónico y traducirlo en un edificio habitable, es una práctica que implica soluciones técnicas, trabajar con un equipo multidisciplinario y llegar a la culminación del proyecto.
¿Como ves la arquitectura mexicana?; ¿Que has visto en otras partes del mundo partes del mundo y como lo puedes implementar en nuestro país?
Siento que México es un país extraordinario que tiene una macro economía estable y que puede tener un desarrollo y una arquitectura más moderna, más interesante y lograr tener una mejor infraestructura acorde con todos los temas, México tiene una condición muy particular en el aspecto sísmico, tenemos una reglamentación flexible en comparación con estados unidos y Europa, condiciones laborales diferentes, tiene un clima extraordinario además de muchos recursos naturales energéticos lo que nos permite crear una arquitectura sustentable y responsable con el medio ambiente.
¿Cómo das inicio a los proyectos?
Básicamente lo que hacemos en nuestros proyectos es una investigación, para esto tenemos una conversación muy abierta con el cliente, para conocer sus inquietudes, en la que entendemos sus necesidades, sus percepciones y las traducimos, para ofrecerle diferentes posibilidades que llenen sus expectativas.
¿Te vemos muy involucrado con la ecología, ¿como la implementas en la arquitectura?
La arquitectura tiene que permearse de la tecnología que existe en su momento para dar una solución eficiente y responsable con el entorno. Crear edificios inteligentes, sustentables donde se aproveche los recursos como la luz natural, reciclar la energía dentro del edificio, utilizar paneles solares, para la iluminación etc…
¿Para ti que representa el Museo Soumaya, que se ha convertido en un ícono para los mexicanos?
Es un proyecto fruto de un equipo multidisciplinario, con gran experiencia y para quienes  el solo pensar en que puede convertirse  en un detonante de un nuevo estilo en la ciudad, ya es una enorme satisfacción. Pensamos que Grupo Carso, el museo Jumex, el teatro, los comercios tienen el potencial para crear de esta zona, un nuevo destino en la ciudad y eso nos llena de orgullo.

¿Para ti que es ser EXIgente?
Es aprovechar las oportunidades que la vida te va dando,  tener disciplina. Creo que cada uno de en la carrera que elija, en la medida de sus posibilidades, debe tener la capacidad de desarrollar,  la disciplina para crear su propio camino. En mi caso particular la arquitectura en la arquitectura, en la que va más allá del aspecto comercial, una arquitectura que permanece, que hace la diferencia.

¿Cuánto tiempo te lleva hacer un proyecto?
La primera etapa, que es la visualización, el crear el concepto, de uno a tres meses, esta es la más importante, ya que este es el ADN del proyecto. El siguiente paso es el proyecto ejecutivo que puede tomar de 2 a 3 años, el proyecto arquitectónico 1 año y la etapa de obra hasta tres.  A grandes rasgos, un proyecto muy ambicioso puede llevarse 5 años.
¿De dónde surge la inquietud de ser arquitecto?
Mi abuelo era desarrollador inmobiliario, él se dedicaba a hacer lotificaciones para zonas de bajos recursos y creo que algo de su visión me influyo durante mi infancia, además de su casa modernista del desierto de los Leónes en la que habitaba, una casa icónica, maravillosa, que me abrió los ojos y me dió la sensibilidad de valorar la arquitectura.  Otro aspecto importante que influyó en mi fueron los viajes que realicé desde joven, como el de las pirámides de Egipto, que me generaron una inquietud, una impresión muy importante, sobre la permanencia de los edificios y como podían representar todo una civilización.

Artículos relacionados

Deja un comentario