Estás aquí
FUCAM: Hacer del cáncer mamario, una enfermedad del pasado Mundo EXIgente Salud y Belleza 

FUCAM: Hacer del cáncer mamario, una enfermedad del pasado

Por Patricia Bastidas Carlos

El cáncer de mama en el Distrito Federal ocupa el primer lugar de moralidad  y el cérvico-uterino el segundo a escala nacional. Aunque se ha ido paulatinamente creando conciencia de este problema de salud por su tasa de morbilidad y mortalidad, debido a que es un problema de salud pública, apenas hace unos años comenzó un gran proyecto que ha salvado la vida a casi diecisiete mil mujeres en esta ciudad.

De acuerdo con el doctor Fernando Guisa Hohenstein, presidente ejecutivo de Fucam, A.C., la enfermedad es selectiva y afecta principalmente a las personas con un nivel de vida más alto; hace una comparación entre las mujeres que consumen verduras, frutas y poca carne, como las indígenas del sur del país, y las que tienen un status más elevado lo que les permite tener en su dieta carnes rojas, alimentos enlatados y embutidos que tienen en sus componentes arsénico, bismuto y plomo.

Fucam, la hacedora de esta proeza de salvar a tantos miles, nació con la idea de un ginecólogo, el doctor Guisa, cuando hizo un congreso en un crucero para tener a la gente cautiva  y participante, (algo difícil de lograr en tierra), luego de ser testigo durante su estancia en el Hospital de México del fallecimiento de muchas mujeres por la enfermedad.

En el congreso cuatro módulos importantes: medicina interna, cirugía, pediatría y gineco-obstetricia, en este último se incluía el cáncer de mama. Fueron los principales oncólogos de México. Cuando la Presidencia de la República se interesó por los resultados del congreso; el doctor envió los relacionados con el cáncer de mama. De ahí nació la primera regla para hacer la norma oficial mexicana del cáncer de mama. Los oncólogos no se explicaban porqué un ginecólogo tenía que estar en ese comité; por lo que el doctor Guisa les hizo ver que éste es el primer contacto que tiene la mujer y, su idea inicial fue hacer por primera vez en América Latina una campaña de detección oportuna de cáncer mamario, el cual crece exponencialmente entre las mujeres latinas.

Lo anterior y el cambio  de dirección del Hospital de México, el doctor Guisa siguió madurando la creación de un organismo que protegiera a la mujer del cáncer pero a nivel preventivo. Le expuse lo que quería a Juan Sánchez Navarro, director del Grupo Modelo y a su esposa; con su apoyo, se fundó el 2000 la Fundación Mexicana de Fomento educativo para la Prevención y Detección Oportuna de Cáncer de mama, AC. Teresa  ¿? de Sánchez Navarro. El licenciado Sánchez Navarro me dio para pagar las escrituras.

Empezamos a impartir charlas y cursos. Posteriormente llegamos a Fundación Azteca quien nos dio el primer Movimiento Azteca; fue ahí donde nos indicaron la conveniencia de modificar el nombre por la dificultad para memorizarla; así que luego de meditarlo quedamos en que fuera Fundación de Cáncer de Mama, A. C.

Iniciamos haciendo mastografías de pesquisa, lo que significa tomar a un grupo asintomático de mujeres, desde 40 años, a hacerles mamografía, pq sabemos que una cel maligna tarda de dos a siete años en desarrollarse y todas las mujeres tienen ese gen maligno, desgraciadamente  el doctor no sabe cuándo va a aparecer.

Eso es lo hermoso de Fucam, porque lo agarramos en su fase inicial, ya que es curable cuando se detecta a tiempo, no cuando ya está demasiado avanzado. Eso fue la punta de lanza y gracias a un laboratorio, nos donó una unidad móvil para hacer mastografías. Cada unidad tiene un costo aprox de 4 millones de pesos porque está equipada con dos mastógrafos análogos, un cuarto oscuro, una sala de exploración, vestidores, en los que se realizan un promedio de 70 a 8º mastografías cada una.  Hasta esta fecha hemos realizado 600 mil mastografías.

Así iniciamos, pero operábamos en hospitales privados y nos salía muy caro. NO teníamos un lugar dónde atender a nuestras mujeres.

Un día le expuse mi programa a José María Beristain quien era asesor de Andrés Manuel López Obrador y me prometió ponerme en contacto con él. Cuando logré tener una entrevista de unos breves minutos, en la que le expuse el programa. Éste se mostró interesado y me citó para el día siguiente; yo le  dije que lo iba a pensar. Chema Beristain, escandalizado, me reprochó la respuesta dada, pero le hice ver que era un juego de palabras que haría que no se olvidara de él.

Al día siguiente, con toda puntualidad llegué a la cita. Le expuse el programa y se interesó tanto en el que me pidió hacer mastografías en la zona más pobre del Distrito Federal, en Santa Catalina, en la sierra de Ixtapalapa, a partir del día siguiente. Serían ocho mil mastografías y lo cumplí. Eso fue en el año 2004. Para conmemorar en octubre el Día Mundial del Cáncer Mamario le pedí al señor gobernador que iluminara de color de rosa a la Diana Cazadora; se hizo un acto al que asistió.

Con base en los resultados obtenidos de la exploración que hicimos, le entregamos una estadística en la que se mostraba que de cada mil pacientes que vemos hay 3.8 por ciento de personas afectadas por el cáncer. Cuando me preguntó qué era lo que hacía con las pacientes con cáncer de mamá, le respondí que quería saber qué hacía el Gobierno del Distrito Federal con las pacientes enfermas de ese cáncer.  La directora de Servicios Médicos, una mujer canadiense, dijo que las canalizaban a Cancerología o al Hospital General. Yo les hice ver que les cobraban.

López Obrador  decidió donarnos un terreno donde atender a las pacientes; se vieron varias opciones, y vimos que la más conveniente por una serie de factores era este terreno en la Delegación Coyoacán, aun cuando no tenía pisos, era un basural infestado de ratas, había que hacer mucho trabajo; pero así lo aceptamos.

El gobernador pidió que se inaugurara en junio de ese año, teníamos apenas seis meses para lograrlo. Le requerí ayuda para hacer las adaptaciones, materiales y un arquitecto. Logramos hacer las modificaciones y adecuaciones para inaugurar el 23 de junio, día en que el licenciado López Obrador dijo que si esta institución cumplía en cinco años los objetivos para las que fue creada, pasaría a ser parte de los activos de la fundación; ya tenemos siete años y esta mañana ya se hizo el acta constitutiva de la donación de este inmueble.

Artículos relacionados

Deja un comentario