Estás aquí
Jacinto 1930: gastronomía en San Miguel de Allende Gourmandise 

Jacinto 1930: gastronomía en San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es una ciudad rica en muchas cosas, desde sus calles y la historia que la cobija por ello es un destio de los destinos preferidos para turistas a nivel mundial; la gastronomía no ha quedado de lado y grandes restaurantes son los encargados de deleitar el paladar de los visitantes; Jacinto 1930 es la nueva adquisición de la ciudad que sin duda sorprenderá con su gran propuesta gastronómica basada en un ingrediente muy mexicano: “el maíz”.

1930 fué un año que marcó grandes cambios en México culturales, agrícolas, culinarios y muchos otros; Jacinto 1930 esta basado en estos sentimientos de nostalgia y orgullo; además, el concepto de es parte de la dualidad que se encuentra en la gastronomía nacional, entre la aparente sencillez de ingredientes como el chile, el queso y el maíz, y el complejo proceso de su preparación.

Los Chefs de Jacinto 1930

Matteo Salas, chef de Áperi, se dio a la tarea de hacer una curaduría de platillos tradicionales mexicanos, mostrando siempre un profundo respeto por los procesos milenarios – y dotándolos de una dimensión innovadora que hace de JACINTO 1930 una auténtica propuesta de alta cocina mexicana.

El chef Israel Loyola, de origen oaxaqueño, es quien colabora con el chef italo-mexicano Matteo Salas, para incorporar a la propuesta sus conocimientos de esta cocina, así como algunos de los ingredientes más representativos de su región. Y es la pasión de ambos chefs lo que queda plasmado en un menú que celebra la diversidad cultural de nuestro país.

Jacinto 1930 está ubicado en la antigua Casa Cohen. La arquitectura rinde tributo al uso original de la casa: la manufactura de herrería. El arquitecto y diseñador Alberto Laposse seleccionó materiales como el acero y el cobre, éste último para hacer una red en el techo a través de la cual se alcanza a ver el cielo, y el cual conecta espacios.

Una probada de la diversidad y riqueza cultural de México, de sus sabores y colores que evocan un gran amor por la herencia familiar.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario