Estás aquí
Jaeger-LeCoultre Sponsor oficial del 120º Abierto Argentino de Polo de Palermo Mundo EXIgente 

Jaeger-LeCoultre Sponsor oficial del 120º Abierto Argentino de Polo de Palermo

image004

En 2013, Jaeger-LeCoultre se siente honrado de ser el Sponsor oficial y el

Reloj oficial del 120º Abierto Argentino de Polo de Palermo. Este torneo de

polo, el más antiguo del mundo, celebra este año su 120 aniversario. Del 16

de noviembre al 7 de diciembre de 2013, los aficionados del polo seguirán

este apasionante campeonato, en el que durante las tres semanas de

competición se enfrentarán los ocho mejores equipos del mundo.

Creado en 1893, el campeonato se conocía bajo el nombre de River Plate

Polo Championship. En 1923, el torneo adoptó el nombre definitivo de

Abierto de Palermo, cuando la Asociación de Polo River Plate se transformó

en la Asociación Argentina de Polo. Desde entonces, el Abierto de Palermo

se lleva a cabo cada año en el Campo Argentino de Polo, en Palermo, un

barrio de Buenos Aires conocido como “la catedral del polo”. Durante el

torneo, el estadio de polo recibe hasta 16.000 espectadores en dos canchas

con césped, en un ambiente natural y esplendoroso, en pleno corazón de

Buenos Aires.

Jaeger-LeCoultre acompañará todos los momentos fuertes de este torneo.

Durante los distintos partidos recibirá a los espectadores en un espacio

dedicado al universo de la Manufactura.

La Triple Corona

Organizado por la Asociación Argentina de Polo (AAP), el Campeonato

Argentino Abierto de Palermo es el torneo de polo más prestigioso del

mundo. Los tres torneos más importantes de Argentina que conforman la

Triple Corona son: el Campeonato Abierto del Tortugas Country Club, el

Campeonato Abierto de Hurlingham y el Abierto de Palermo. Estos tres

certámenes, los más espectaculares y más esperados de la temporada de

polo, están reservados a los equipos que tienen entre 28 y 40 goles de

hándicap.

Jaeger-LeCoultre y el mundo del polo

Ningún reloj puede pretender estar tan cerca del mundo del polo como el

Reverso de Jaeger-LeCoultre. Este legendario reloj fue concebido en 1931 a

pedido de los oficiales ingleses del ejército de las Indias británicas, quienes

estaban cansados de ver que sus relojes se destrozaban durante un partido

de polo. Al girarse y exponer su dorso de metal a los golpes, la caja reversible

protege la esfera y el cristal del reloj. Desde su creación, los vínculos entre la

legendaria caja reversible y el polo han permanecido arraigados al ADN del

Reverso, que jamás ha dejado de evolucionar ni de adaptarse a su tiempo.

Hoy más que nunca, Jaeger-LeCoultre está íntimamente ligado al polo y se

compromete con regularidad en asociaciones deportivas en todo el planeta

a través de sus embajadores internacionales reconocidos, como el jugador

de polo argentino Eduardo Novillo Astrada. “Para mí, el Reverso es el reloj

que evoca el polo. Ningún otro reloj está tan intrínsecamente asociado al

polo como el Reverso. Es una suerte poseer un Reverso Squadra, ¡sin él

siempre llegaría tarde! Al igual que para Jaeger-LeCoultre, para mí es muy

importante el trabajo de equipo, la pasión, la elegancia y, sin lugar a dudas,

lo más importante es el espíritu de familia”, dice Eduardo Novillo Astrada,

embajador de Jaeger-LeCoultre.

Desde hace diez años, Jaeger-LeCoultre brinda apoyo a los jugadores y a sus

equipos en Argentina con cenas y jornadas de beneficencia.

Argentina y el polo

Introducido en Argentina por los inmigrantes británicos a finales del siglo XIX,

el polo se inscribe progresivamente en la cultura del país, convirtiéndose en

la tierra tradicional de este juego. Probablemente no existe una imagen más

apropiada de Argentina que aquella de los gauchos, los hombres del

campo de Argentina, quienes trabajan sin cesar para domar y entrenar a los

mejores caballos de pequeño tamaño, rápidos y dóciles, que participarán en

algunos de los partidos de polo más espectaculares. Los muchachos que

crecen en las vastas estancias de América del Sur juegan al polo apenas

aprenden a montar caballo.

Eduardo Novillo Astrada

En el transcurso de su carrera, Eduardo Novillo Astrada (hándicap 9), ha

dominado el mazo en los terrenos más prestigiosos del “planeta polo”,

acumulando éxitos. En 2003 realiza una hazaña inigualada hasta el día de

hoy: junto a sus hermanos, gana sucesivamente los torneos de Tortugas,

Palermo y Hurlingham. Este Grand Chelem único permite al equipo de La

Aguada alcanzar la Triple Corona y entrar en la Historia del Polo. Eduardo

mantiene una relación particular con sus caballos, a los que considera “el

animal más maravilloso de todos, y los ponis de polo son capaces de hacer

todo lo que uno quiere”.

Codiciado por los mejores equipos del mundo, y aunque cambia de poni

con frecuencia durante los partidos (hasta 6 u 8 en algunos torneos), un

objeto permanece ceñido a la muñeca de esta leyenda del polo: su

Reverso.

Artículos relacionados

Deja un comentario