Estás aquí
LOS SÍMBOLOS EN EL ATUENDO MATRIMONIAL Fashionista NEWS 

LOS SÍMBOLOS EN EL ATUENDO MATRIMONIAL

LOS SÍMBOLOS EN EL ATUENDO MATRIMONIAL

 

Una joven de vestido deslumbrante camina hacia el altar mientras se  escucha una suave melodía: la Marcha Nupcial de Lohengrin; el coro anuncia “…acercaros al lugar donde la bendición del amor siempre estará con vosotros!”; así, arriba al altar donde la espera el novio.

mosaico+alma+noviasEn el siglo XXI el atuendo de la novia ha sufrido grandes modificaciones, aunque guarda los rigores que nacieron en la boda de la reina Victoria con el atractivo Alberto de Sajonia, cuando usó un impresionante vestido blanco; antes de ello, no era una tradición ese color ni el complicado conjunto de elementos que se incorporan en la vestimenta.

Según las vasijas griegas, las novias de la más grande cultura vestían una vaporosa y reveladora túnica y un velo en el rostro, todo en amarillo; en el Imperio romano ellas usaban la misma túnica blanca de su vestimenta diaria, aunque cubrían el rostro con un velo púrpura largo hasta los pies y atado en la cabeza por una corona de flores.

Al pasar los siglos, cuando en Europa reinaban los pueblos germánicos, durante la Alta Edad Media, las novias se vestían con un sencillo atavío negro hasta los pies y un manto rojo; posteriormente evolucionó hasta ser de rojo vistoso con bordados y aplicaciones doradas para las jóvenes nobles.

En el Renacimiento había una gran libertad para escoger el color del vestido, pero se bordaba con piedras preciosas, perlas y diamantes, aunque había preferencia por los colores pastel.

Significado de colores y elementos de la indumentaria

El uso del color blanco fue para expresar la pureza e inocencia de la novia.

El uso del velo representa el retiro de la mujer de la vida social para dedicarse a la vida marital.
El anillo (o yugos) ha tenido varios significados. Ya se usaba en el antiguo Egipto hace unos cinco mil años, y se asociaba con el símbolo del círculo que no tiene principio ni fin, interpretándose como un compromiso de amor eterno en el matrimonio.

Los creativos griegos también usaban un anillo en este rito y lo colocaban en el tercer dedo porque los médicos ubicaban una vena que iba de ese dedo directamente al corazón, la “vena del amor”. A pesar de que se habla de los matrimonios usualmente concertados y sin amor, esto puede darnos la idea de lo contrario.
En la Roma gloriosa era un símbolo de fidelidad. Era una sencilla ramita con la que el esposo capturaba el espíritu de su mujer, para que no lo abandonara, atándole cuerdas de hierbas en tobillos y muñecas.

Para que la argolla permaneciera más tiempo, las hicieron de cuero, luego de piedra pulida y, finalmente, de metales diversos; oro o plata. Le agregaron una llave en miniatura implicando que la mujer tenía derecho a la mitad de la fortuna del esposo.

286ea4c198c1

Antes de la colonización romana, los hebreos colocaban el anillo en el índice y luego, los cristianos mantuvieron la tradición, aunque al colocarlo antes recorrían cada dedo hasta la vena del amor, pronunciando: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén”; recordando la Divina Trinidad.
El ramo fue copiado por los cruzados en Egipto, donde las jóvenes portaban enormes ramos de hierbas de tomillo y ajo para protegerse de los malos espíritus, y otras que las novias se las comían por la creencia de que avivaban el apetito sexual.

Kate+Middleton+Royal+Wedding+HD+Wallpaper
En la Edad Media se agregaron los azahares como símbolo de pureza.

El lazo es de hace cinco siglos; cuando los evangelizadores españoles ataban las manos de la pareja con un cordón. Se considera la unión ma-trimonial de por vida y las perlas y flores que lleva son su descendencia.

La coqueta liga es de ese periodo; fue en Francia, en el XIV, cuando se le colocó a la novia para traerle buena suerte; un objeto azul es representación de la fidelidad y usar algo viejo, que generalmente es de la familia, reafirma que no habrá distanciamiento con ella.

La tradición de llevar algo prestado, viene de una antigua superstición que dice que se puede atraer la felicidad si llevas puesto algo de alguien que es feliz en su matrimonio. Hoy en día, es un símbolo de amistad por parte de la persona que lo presta. Suele ser una íntima amiga quien se lo deja a la novia y por lo general, es un pañuelo o alguna joya.  Aunque a veces, la novia une los tres aspectos en una sola pieza: una joya azul de la familia, la abuela, o de alguna parienta y que tenga antigüedad; se le da prestada la pieza y en ella porta toda el afecto y los fuertes lazos de unión de una familia tradicional.

Así, el atuendo de la novia carga una historia milenaria que le da ese misterio.
Cuando la celebración de la misa termina, es usual escuchar la marcha nupcial de Mendelsshon cuyo vigor muestra la inmensa alegría de novios.

Artículos relacionados

Deja un comentario