Estás aquí
Luna Azul Precisión magnífica: relojes con fases lunares por A. Lange & Söhne Alta Relojería 

Luna Azul Precisión magnífica: relojes con fases lunares por A. Lange & Söhne

Luna Azul
Precisión magnífica: relojes con fases lunares por A. Lange & Söhne Cinco piezas relojeras con indicadores de fase lunar se presentan frente a un impresionante atlas de la bóveda celeste del “Harmonia Macrocosmica” de Andreas
Cellarius.

En inglés, el término luna azul se refiere a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes, este raro fenómeno ocurre en promedio una vez cada dos años y medio. Varios indicadores mecánicos de un reloj de fase lunar puede ser corregidos por un día “una vez cada luna azul”. Esto para hacerlo simple, se logra al completar el periodo entre dos lunas nuevas por 29.5 días nones con una duración de 44 minutos y 3 segundos más largo.

Los relojes A. Lange & Söhne con fase lunar son muy precisos. Muchos de ellos reproducen el mes lunar con una exactitud del 99.998 por ciento. El nuevo GRAND LANGE 1 MOON PHASE es un ejemplo. Su carátula debe ser corregida únicamente una vez cada 122.6 años. Pero los desarrolladores de producto de Lange demostraron
que la precisión puede ser mejorada aún más: La carátula de la fase lunar orbital del  PERPETUAL CALENDAR “Terraluna” presentado este año, se calcula que por su exactitud, requerirá de 1,058 años para desviarse solo un día. Además, muestra la constelacion desde la Luna en su relación con la Tierra y el Sol.

Desde 1994, la manufactura ha desarrollado 15 calibres con carátulas con fase lunar. Cinco modelos de la colección original que cuentan con esta y otras complicaciones fueron fotografiadas sobre fascinantes fondos: bocetos del universo de la “Harmonia Macrocosmica” marcan el curso de esta piezas relojeras altamente precisas. Todo se
origina del magnífico atlas de la bóveda celeste creado por el matemático y cartógrafo alemano-holandés Andreas Cellarius en 1660*. La escenografía enfatiza la afinidad entre la astronomía y la relojería: en los relojes con complicaciones astronómicas, los maestros relojeros han intentado siempre emular el movimiento de los cuerpos celestes de forma tan precisa como sea posible.

Desde la perspectiva actual, las enriquecedoras ilustraciones de Cellarius dejan en claro como nuestra visión del mundo ha cambiado radicalmente con el paso de los últimos dos milenios: evolucionando desde la teoría geocéntrica de Ptolomeo que ubicaba a la Tierra en el centro del cosmos hasta el modelo actual de un universo en constante expansión.

La carátula de la fase lunar orbital con patente pendiente del reloj RICHARD LANGE PERPETUAL CALENDAR
“Terraluna” es una auténtica innovación en el sector de la relojería de precisión. Con una exactitud incomparable,
representa los cambios de posición de la órbita de la Luna respecto de la Tierra y el Sol. Se basa en cálculos
empleados para determinar las órbitas y las latitudes de los planetas, atribuído al astrónomo danés Tycho Brahe
(1546-1601). Sus observaciones de la posición de los planetas fueron las más precisas en la época previa a la
invención del telescopio.

Todo un enfoque sobre la compañera de la Tierra en el GRAND LANGE 1 MOON PHASE. El aumento y disminución de la luna puede ser contemplado con lujo de detalles en los círculos de las horas y los minutos. Un objetivo similar fue buscado por Cellarius con su interpretación de la teoría epicíclica, la que fue aceptada hasta el siglo XVII. Ella sugiere que la Luna se mueve en pequeñas órbitas circulares (epiciclos), realizando un giro alrededor de la Tierra a lo largo de una trayectoria excéntrica.

El 1825 RATTRAPANTE PERPETUAL CALENDAR reune la técnica fascinante de un cronógrafo para fracciones de
segundo con la interminable precisión de un calendario perpetuo. El sistema geocéntrico ptolomeico es visible en
el reverso del reloj. Este postulaba que la Tierra permanecía inmutable en el centro del universo hasta que la teoría
fue sustituída por la teoría de Copérnico en el siglo XVI.

El desarrollo del SAXONIA ANNUAL CALENDAR se dirigió por el deseo de mejorar la legibilidad y la armonía
en la distribución de varias subcarátulas. En esta escenografía de los planetas que orbitan a la Tierra, como lo
representó Tycho Brahe, el reloj ocupa la posición del Sol. El astrónomo danés, también consideraba a la Tierra
como el centro inamovible del cosmos, con el Sol, la Luna y las estrellas moviéndose alrededor sobre sus órbitas. Sin
embargo, el creía que todos los demás planetas, excepto la Tierra, orbitaban al Sol.

El DATOGRAPH PERPETUAL es la ingeniosa combinación de un cronógrafo flyback y un calendario perpetuo.
Teniendo como fondo el sistema ptolomeico como fue representado por Andreas Cellarius, reune complicaciones
relojeras que mantienen el avance del tiempo y logran hacerlo perpetuo.

Artículos relacionados

Deja un comentario