Estás aquí
Nuevo Hampton Lady de Baume & Mercier: dos variaciones un mismo deleite Alta Relojería 

Nuevo Hampton Lady de Baume & Mercier: dos variaciones un mismo deleite

Las líneas de los relojes de la colección Hampton, con sus curvas suaves y sus contornos sugerentes, se inspiran en modelos lanzados por Baume & Mercier durante las décadas de 1930 y 1940.  Ahora, esta colección se enriquece con dos piezas dedicadas a las mujeres que saben apreciar los detalles que resaltan su atractivo.

La Maison Baume & Mercier, fundada en 1830 en el Jura suizo por los hermanos Baume, empezó a prestar atención a las mujeres desde muy pronto. Prueba de ello es que Louis-Victor, uno de sus fundadores, regaló a su hija Mélina en 1869 un reloj de bolsillo de oro. Se trataba de un regalo original para la época, ya que, hasta entonces, sólo las mujeres de la nobleza o de la alta burguesía empresarial y financiera llevaban relojes, al igual que joyas. Este regalo anunciaba una revolución en el arte de la relojería. Una revolución que, a partir de 1918, animaría a William Baume y Paul Mercier a crear colecciones de relojes para mujer de gran refinamiento y originalidad.

Desde aquella fecha, Baume & Mercier intenta satisfacer los deseos de las mujeres y desarrolla continuamente nuevas creaciones cuya elegante atemporalidad tiene por único objeto transcender la feminidad mediante un perfecto dominio del arte y el diseño.

Eternamente femeninos

Este año, Baume & Mercier ha decidido complacer a las mujeres ofreciéndoles dos nuevas variaciones pertenecientes a la colección Hampton. Esta colección, un clásico desde hace veinte años inspirado en un modelo lanzado en los años 1930-40 y cuyo diseño se impuso como el manifiesto del estilo Art Déco, es la expresión de un gusto decidido y refinado. Ambos modelos, marcadamente femeninos y con unas dimensiones razonables (34,5 mm x 22 mm), aspiran a responder a las expectativas de aquellas mujeres para quienes la belleza debe poder expresarse en cualquier ocasión, incluso cuando van vestidas con un estilo “sport-chic”.

Espíritu libre

El Hampton Lady, elegante y femenino, juega con el color del oro rojo de 18 quilates y del acero para hacerse irresistible. Su esfera está dotada de agujas y números dorados, mientras que la corona de oro rojo de 18 quilates pone el contrapunto perfecto al acero pulido y satinado de la caja. Y como nada es demasiado bello para quienes opten por él, este reloj lleva un brazalete de acero con eslabones centrales recubiertos de oro rojo de 18 quilates. Este maridaje de materiales nobles da vida a una maravilla de joya relojera cuya delicadeza aporta una elegancia natural a las mujeres refinadas que saben manifestar su sofisticación con discreción.

Las líneas fluidas  y atemporales de la colección Hampton Lady, dotadas de una gran sobriedad, se magnifican elegantemente con el lanzamiento del modelo hecho íntegramente de acero, acompañado de una correa de doble vuelta de piel de becerro con pespuntes de color crudo. De un lujo natural a la vez que sutil,  invita a disfrutar del fluir del tiempo como si de una joya se tratara, envolviendo la muñeca en un delicado abrazo.

Estos dos relojes, cada uno a su manera, pretenden ofrecer a las mujeres que los llevan la posibilidad  de saborear el gusto por la armonía y el sentido del equilibrio que siempre han caracterizado a Baume & Mercier.

Artículos relacionados

Deja un comentario