Estás aquí
Probamos el nuevo Porsche Boxster 2013 Luxury Toys Mundo EXIgente 

Probamos el nuevo Porsche Boxster 2013

Invitados especialmente por por los amigos de Porsche San Angel, junto a un selecto grupo de clientes, vivimos la experiencia de pilotear el nuevo Boxster 2013 en un recorrido hacia Valle de Bravo para disfrutar luego un almuerzo en Rodavento y emprender el regreso al DF en una magnífica experiencia de conducción y de conocer nuevos amigos.
Antes que nada, Roberto Solares Suárez de Porsche México nos introdujo al nuevo Boxster que en el exterior ha conservado bastante su antigua línea, no obstante llama la atención el nuevo y poderoso frente, que confiere al convertible una personalidad más marcada.
Asimismo, ha sido renovado notablemente en su aspecto estructural. Del comienzo que todos los vehìculos vienen con rines de 18 pulgadas, vemos que el aspecto principal que ha enfocado sus esfuerzos la marca de Stuttgart fue en optimizar el chasis –de aluminio y demás componentes para maximizar su dureza-.

En detalle
La versión que probamos, ostentó un bloque 2.7 de seis cilindros boxer que entrega 265 CV (10 CV mas que antes), mientras que la variante Boxster S tiene un propulsor de 3.4 litros también de seis cilindros horizontales con 315 CV (5 CV más que antes). En ambos casos se puede optar por una caja de cambios manual de seis velocidades –la famosa PDK, con sus impresionantes modos Sport y Sport Plus– o bien una electrónica con doble embrague y siete relaciones.
Teniendo en cuenta que es una máquina que acelera de 0 a 100 km/h en 5.7 segundos (dos décimas de seg. menos que antes), se ha reducido el consumo medio de gasolina desde 9.8 hasta 8.0 l/100 km, lo cual significa una merma de casi el 20%, resultado de la implementación del dispositivo start&stop que apaga o enciende el vehículo en caso de esperas en semáforos o cruces ferroviarios.
En definitiva, disfrutamos de un vehículo que sorprende por llevar bien alto el ADN de la marca, que si bien se destaca por la estabilidad que otorga el peso del impulsor central no deja de deslumbrar por las mejoras que la tecnología ha impreso sobre el mismo, más allá del confort, del espeluznante sonido, de la velocidad con que cierra su techo y la insonorización lograda en el cockpit, donde brillan por su ausencia sonidos externos e internos, lo que habla a las claras de su calidad de fabricación.

Artículos relacionados

Deja un comentario