Estás aquí
Rodrigo de la Sierra Personalidades 

Rodrigo de la Sierra

Durante miles de años, el hombre ha reproducido su propia imagen en forma bidimensional y tridimensional. Hasta el movimiento modernista del siglo XIX, la escultura en particular tendía a ser una reproducción casi exacta de la figura humana. Sin embargo, desde el periodo modernista del siglo XIX, la figura humana tomo un marco más abstracto adoptando interpretaciones más conceptuales, dejando que artistas como Rodrigo de la Sierra abrazaran el arte sutil de la metáfora.
Cualquiera que sea la calidad o atributo que forme a un artista, ya sea la pasión, el talento, la suerte o la oportunidad, Rodrigo de la Sierra parece poseer todos éstos. Después de haber formado una carrera exitosa en el ámbito de la arquitectura, De la Sierra siguió adelante con sus estudios para desarrollar una carrera como artista, o para ser más preciso, como escultor. Al comienzo Rodrigo se dedicó a la escultura clásica, la que elaboró con suma exactitud poco después de dejar la academia. Luego, después de haber dibujado una serie de garabatos sobre un cuaderno de apuntes, nació la comedia trágica de su nuevo personaje “Timoteo”, al que cariñosamente apodó “Timo”.

¿QUÉ significa para ti la escultura?
La escultura como primer punto es una necesidad. También se ha convertido en mi herramienta u oportunidad para comunicar algo, ya sea un sentimiento, emoción o idea. El poder plasmarlo en el espacio significa poder realizar una contemplación periférica de una idea. Es llenar el vacío con una propuesta que trasmita o invite a partir de aquí a generar nuevas ideas en un espectador y en algunos casos a cambiar su perspectiva de las cosas.
¿Es Timo tu alter ego?
De alguna forma sí. No te puedes desprender de lo que eres en lo que haces, sería hipócrita y hasta difícil de lograr…
Aunque cada vez Timo se vuelve más abierto y toca más temas siempre va a estar ligado a mi sentir y mi forma de pensar, aunque debo confesar que al abordar una obra he hecho cambios al pensar en la forma que ve la vida Timo.
Veo en este personaje una figura muy atractiva para gente que tiene un espíritu libre, ¿quién es Timo?
Timo es el ciudadano del mundo, es de alguna forma el niño que el adulto lleva dentro el que te da la oportunidad de soñar y a la vez de hacer, viaja con un equipaje muy ligero y no se preocupa en llegar sino en andar. No le resulta difícil lidiar con las consecuencias de sus decisiones y disfruta de convertir en extraordinario lo ordinario de un día común. No significa que todo le salga bien ni que sea un optimista sin sentido, más bien lidia con su realidad y está decidido a manosearla, moverla y transformarla en lo que quiere.
Me recuerdas la actitud de Mozart hacia su propia obra; aunque hacía obras excelsas, no se tomaba muy en serio; ¿me equivoco al pensar que usted refleja la severa realidad de una manera irónica?
“La vida es demasiado seria para tomarnos tan en serio…”
La realidad es en la mayoría de los casos el resultado de nuestras decisiones e influencias que hemos permitido en nuestra historia.
Creo que muchas veces la ironía nos salva de un fuerte panorama que es la realidad, sería muy intenso todo sin la ironía.
Es cierto que mi obra se distingue porque manejo la ironía continuamente y a veces el sarcasmo, en lo personal ya se ha vuelto una forma de pensar y de ver la vida. Al plasmarlo en mi obra, ha resultado que la interpretación o contenido que esta tiene resulte claro.
El espectador en un principio se acerca a ver la obra porque aparentemente es ligera y agradable, posteriormente se adentra a la pieza y ve el contenido de fondo, esto me da la oportunidad de abordar todo tipo de temas o que para mí son profundos y serios
Rodrigo te has referido a Timo como el “hombre de todos”, ¿qué quieres decir con ello?
Esto ha resultado una consecuencia más que una búsqueda, Timoteo no es una forma, es una actitud, creo que por eso muchas personas se han sentido identificadas con la personalidad de Timo. No pretendo ser un idealista ni moralista con mi obra, mucho menos me siento con la autoridad de hacerlo ni soy nadie para hacerlo. Solamente con Timoteo reflejo un sentido irónico de la vida  en la que todos estamos inmersos y es por eso que cuando nos tomamos un respiro podemos darnos cuenta de muchos detalles que han pasado desapercibidos y resultan muy notorios, son estos pequeños instantes y minutos que conforman nuestra vida
¿Podría atreverme a decir que en su obra hay un gran contenido de crítica social?
Totalmente aunque no es su finalidad, Timoteo inicia como una reflexión personal, una reflexión de mi vida y crítica personal, pero creo que al yo ser un engrane más de esta gran maquinaria tal vez ha resultado que varias personas coinciden con esta forma de ver la vida y tal vez no lo habían visto tal cual de la forma que yo, con una perspectiva irónica y ligera, pero  al final existen coincidencias ya que todos estamos dentro de esta gran maquinaria que es la sociedad en que vivimos.
¿Hay alguna analogía entre Chaplin y Timo?
Soy un gran admirador de Chaplin, de su obra “Modern Times” que realizó en los años cuarentas  quise hacer un homenaje a esta obra, encontré coincidencias en las que vivimos actualmente y vi que Timo se parece un poco a la forma de ver la vida de este personaje común que nos presenta Charles Chaplin.
Veo en las diversas representaciones de Timo aspectos espirituales, materiales, mundanos. ¿En qué medida lo que ve el espectador es lo que el artista quiso decir?
Yo presento en mi obra una perspectiva personal, es simplemente un punto de vista de lo que yo pienso y creo.
Al hacer mi obra resulta un tanto narrativa pero de manera muy general, es el espectador el que de acuerdo en sus experiencias personales le da forma y concluye la historia, en la mayoría de los casos yo solo abro una puerta y es el espectador el que le da forma y hasta la enriquece.
¿Aún tiene, Timo temas por abordar?
Creo que el ser humano y la vida diaria son temas interminables, ya que estamos continuamente cambiando y las perspectivas de las cosas son ricas y variadas. Continuamente intento abordar temas nuevos y completar los que ya he tocado, es por eso que una serie en especifico no la hago de principio a fin, dejo que madure y cuando creo que tengo una opinión del tema me atrevo a esculpirlo.
Pero créeme cuando Timo no tenga nada que decir, se va a quedar callado.
¿Qué significa la palabra EXIgente?
Creo que no soy el mejor ejemplo para definir esta palabra, generalmente intento buscar el lado amable a las situaciones de mi vida.
En cuanto a mi quehacer escultórico sí busco realizar mi idea lo mejor posible, intento hacer una obra que hable, para bien o para mal pero que no se quede callada, esto si requiere poner mucho empeño, corregir y aceptar cuando no lo logro al primer intento. Creo que cada uno de nosotros somos el crítico más duro en nuestro trabajo. Es en este punto en el que me exijo al máximo, en mi obra, no me detengo hasta consolidar la idea que quiero plasmar, no lo dejo al accidente o a un punto medio. La necesidad de trasmitir o comunicar un sentimiento es fuerte y el realizarlo es comprometerme con cada pieza hasta que creo que llegó el punto en que habla….
De la Sierra se refiere a Timo como el “hombre de todos”, un tipo de álter ego. Al estudiarlo más a fondo, uno se percata de que al comienzo este personaje se muestra con un aspecto aparentemente cómico y ligero, sin embargo uno pronto se da cuenta de que detrás de esta careta inicial, se interpretan asuntos de suma importancia y seriedad. Aunque De la Sierra siguió laborando como arquitecto de tiempo completo durante una temporada larga, finalmente dio a luz al personaje de Timo a finales del año 2006 con una pequeña escultura de madera de Timo recargándose sobre el mundo: “Alcanzando mi Universo”. Sin embargo, este pequeño hombre llegó realmente a la escena artística durante la crisis económica global, la crisis bancaria y el cierre del banco de inversiones más importante.
El artista creó esta serie relacionada al tema de dinero usando superficies o pátinas de bronce en tonos pálidos.
Entre los años 2008 y 2009 Timo se postula en situaciones relacionadas con el dinero; ya sea bailando sobre monedas o balanceándose sobre un centavo Norte Americano; posturas aparentemente absurdas y juguetonas pero que sin embargo manifiestan temas sumamente serios en su contenido. Las superficies o pátinas en tonos pálidos sobre el bronce fueron escogidas adrede para enfatizar la “ligereza del ser” en relación a su denso tema.
Al mismo tiempo que los medios de televisión invaden al mundo mostrando cierres hipotecarios, huelgas laborales, elevados índices de desempleo, etc. es entonces cuando nace: “Timo y Los Tiempos Modernos”; una instalación de resina en tono pálido color marfil que muestra una cadena de Timos laborando arduamente sobre tuberías, llaves y tuercas, en donde las últimas figuras del grupo se ven desesperadas haciendo el intento por escapar. Después de esta serie, se siguieron originando varias obras exitosas, desde juguetonas a metafóricas sobre temas más serios.
Aunque es evidente que el artista se ve afectado por las vicisitudes del mundo, algunos Timos menos intensos emergen de cuando en cuando, como fue la obra de “Equilibrium”, que muestra a Timo jugando a la “pata coja” sobre el mundo, inspirado en La Copa Mundial de Fútbol. Otra obra: “El Mundo es un Juego”, muestra a Timo pateando un globo terráqueo como pelota al estilo Maradona.
En sus momentos más serios, el artista ha creado varias obras que tratan sobre la consciencia del hombre. Durante este periodo, el artista crea una serie de cinco huevos grandes hechos de resina translúcida, cada uno encierra a un Timo en diversas situaciones: desde su nacimiento hasta su muerte. Estos huevos se sostienen sobre un pedestal mientras un rayo de luz los ilumina desde la parte inferior e interior del huevo; esta obra es sorprendente y muy profunda. Obras más recientes incluyen una serie de estudios que tratan sobre la guerra en el medio Oriente, fuertemente conmovida por la reciente ola revolucionaria de protesta llamada “La Primavera Árabe”. De la Sierra crea un impresionante dibujo y maqueta para una comisión importante que muestra una figura de bronce negra que representa la muerte y marcha a distancia detrás de unos soldados en pancartas: varios Timos con casco en tradición barroca en el “Memento Mori”. Su últimos oeuvre están basadas en el ego humano y en todas sus manifestaciones. El encanto más evidente de estas piezas casi se ofusca por el mensaje solemne que cada una representa, mientras otras coquetean con lo surrealista.
Timo parece ejercer un efecto peculiar en los niños, ya que ellos se fijan más en la parte juguetona y simpática de las esculturas, mientras que los adultos, especialmente los coleccionistas, no sólo quedan literalmente cautivados por la figura icónica sino por el significado e interpretación detrás de cada una.
¿Hasta dónde llevará el artista a esta figura personificada y por cuánto tiempo? La respuesta es desconocida, sin embargo ¿acaso el alter ego del hombre algún día muere? Mientras los eventos de la vida sigan abasteciendo al artista con situaciones conmovedoras al espíritu, que sin duda afectan a nuestras vidas, tanto tú como yo y todos los hombrecitos del día a día seguirán reflejados en Timo.

Artículos relacionados

Deja un comentario