Estás aquí
Ron Matusalem ofreció una excepcional experiencia de Grandes Reservas en Estudio Millesime Gourmandise 

Ron Matusalem ofreció una excepcional experiencia de Grandes Reservas en Estudio Millesime

Ron Matusalem ofreció una excepcional experiencia de Grandes Reservas en Estudio Millesime

Ron Matusalem creo una experiencia sensorial en el Estudio Millesime de sus Grandes Reservas, fusionando aromas, colores, brillo, texturas y exquisitos sabores en un solo momento, mostrando la grandeza y perfección de uno de los mejores rones que existen.

La familia Grandes Reservas de Ron Matusalem está formada por Ron Matusalem 15 años, Ron Matusalem 18 años y Ron Matusalem 23 años, conocido también como “el coñac de los rones”. Cada uno de estos sublimes rones están hechos para satisfacer las expectativas de calidad, cuerpo y textura de los paladares más exigentes.

Envueltos en la exclusividad y lujo del Estudio Millesime, se degustó un coctel original de Ron Matusalem 15 años con duraznos y frutos rojos que dieron como resultado una bebida balanceada para abrir el paladar, siendo también una propuesta moderna para armonizar un gran ron de notas de frutos secos y azahares presentes en Ron Matusalem 15 años.

De la mano del reconocido consultor especializado en destilados y mixología, Alberto Navarro, se inició un viaje a través de los platillos creados en exclusiva para la familia de Grandes Reservas de Matusalem, que dieron inicio con ejercicios de olfato y gusto para sensibilizar el paladar gracias a la degustación de ciertos sacáridos y especias.

El maridaje inició con una crema de castañas con ravioli de pichón y trigueros, degustado con Ron Matusalem 15 años, donde se pudo apreciar el sabor de castaña armonizando perfectamente con las notas de avellana presentes en este ron, integrando las texturas del platillo y potenciando su sabor.

Se continuó con un lomo de venado con castañas bañado en salsa de vino, platillo de texturas y sabores robustos que fue casado con maridando Ron Matusalem 18 años, más complejo y de fuertes notas de frutos secos, ciruelas y plátanos ideal para la textura firme del venado, que combina con el aroma de las castañas y cómplice con las notas de vainilla, avellana, cacao y tabaco.

Para finalizar la experiencia culinaria, se creó un postre a base de hojaldres, mousses y espumas con el sabor típico de café de olla, realizada justa y exclusivamente para armonizar con el sabor a cacao, avellanas y maple presentes en Ron Matusalem 23.

A través de este recorrido de aromas, sabores y sensaciones, se disfrutó de tres de los mejores rones del mundo, las Grandes Reservas de Ron Matusalem, sublimes en sabor y calidad y representantes de la historia y el perfeccionamiento de la marca.

Artículos relacionados

Deja un comentario