Estás aquí
SALVATORE FERRAGAMO COLECCIÓN PARA CABALLERO PRIMAVERA – VERANO 2016 Fashionista 

SALVATORE FERRAGAMO COLECCIÓN PARA CABALLERO PRIMAVERA – VERANO 2016

Personalidad, una convergencia de signos. Eclecticismo, un instinto. Ligereza, una aproximación. Para la colección Primavera – Verano 2016 de Salvatore Ferragamo, Massimiliano Giornetti desarrolla un concepto de encuentro de ritmos. Le da forma a un estilo centrado en desequilibrio refinado y diseñado con combinaciones idiosincráticas y gestos individuales. Gráficos nítidos y materiales de lujo complementan líneas geométricas abstractas y texturas orgánicas, donde la serenidad y la despreocupación se funden en una sinfonía perfectamente equilibrada de eclecticismo.

La fina hechura, pero de relajadas líneas subrayan las destacadas y dinámicas superficies de rayas, insertos y telas con rayas que diseñan caminos multisensoriales. El día a día se enriquece con un armario concebido de acuerdo a la precisión deliberadamente desalineada: pantalones de talle alto con un doblez muy afilado, chamarras cortas e impermeables con un perfil preciso. Trajes de lana, con diseños de rayas a tono que destacan mediante puntadas atrevidas. Tejidos de algodón en camisas con rayas anchas corresponden con la sastrería sin tanto cubrimiento. Rayas incompletas en suéteres compactos alternan inserciones de pieles preciosas y bordados de rafia, mientras las opuestas líneas geométricas prestan atención a materiales exóticos. Cactus y monos aparecen enigmáticamente en parches y bordados. La colección está diseñada por unidades autónomas pero la estética general es el resultado de la combinación de varios factores instintivos para enfatizar una actitud totalmente despreocupada. La suave y dulce paleta de color combina discordancia en armonía rítmica: marrón, kaki, ocre y beige se acentúan por los toques de turquesa, rosa y verde cactus. Negro es el enlace recurrente que fusiona y suaviza la paleta.

Un collage táctil es el rasgo distintivo de los accesorios: sandalias y calzado deportivo con suela de goma alta y flecos en las punteras; bolsas de paja y morrales con piel en exteriores; lentes con formatos que ofrecen patrones contrastantes en interiores y exteriores; dijes y pendientes en forma de monos compensan cualquier sentido de la intensidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario